Viernes, 15 de septiembre de 2006
Imagen
El hilo argumental de Vagabond nos presenta a Takezo Shinmen, un samurai de la aldea Miyamoto que viaja a la batalla de Sekigahara (una aut?ntica matanza) junto a su amigo Matahachi Hon-Iden. Tras terminar el combate, ambos se encuentran en buenas condiciones, aunque no tardan en tener un encuentro con los asesinos de supervivientes. Por suerte, una curiosa familia (madre e hija) salva del destino a los dos samurais, d?ndoles cobijo en su casa durante unos d?as, momentos en los que nuestros j?venes protagonistas no podr?n relajarse. Tras tener un enfrentamiento con cierto grupo de bandidos, Matahachi (que ha matado por primera vez) y su amigo Takezo deciden tomar caminos diferentes para continuar con su vida. Takezo opta por convertirse en un samurai vagabundo y Matahachi decide marcharse con la familia que conocieron hace poco; aunque ah? no terminan las cosas. Si hab?is leido la novela Musashi o visto la trilog?a cinematogr?fica Samurai, tranquilos, la mayor?a de personajes y situaciones que aparecen tambi?n ir?n haciendo acto de presencia en Vagabond.
Imagen
Aunque en su famosa serie Slam Dunk mostraba un dibujo algo b?sico, Takehiko Inoue nos deleita en las p?ginas de Vagabond con su estilo m?s evolucionado. Tanto los personajes como las localizaciones mostradas en la serie, ofrecer?n un alto nivel de detalle, permiti?ndonos disfrutar con unas ilustraciones de gran calidad. Tras leer los primeros episodios de este manga, se nota la intensa investigaci?n que ha realizado Inoue para recrear con la mayor fidelidad el Jap?n antiguo presentado. Desde los campos de batalla, hasta las espadas o armaduras, todo nos sumergir? en la acci?n de la historia, d?ndonos la posibilidad de sentir las experiencias de vivir en aquella ?poca. En cuanto a los combates, podemos sentirnos relajados. Takehiko opta por ofrecernos escenas realistas, donde los samurais realizar?n s?lo movimientos que podr?an llevar a cabo en la realidad. El realismo de estas escenas, sumado al toque sangriento habitual del g?nero, le da al manga un factor de credibilidad que encantar? a los m?s exigentes. Finalmente, a nivel de dibujo, Takehiko se mantiene en la l?nea de sus otras creaciones, estando sus trazos caracterizados por rasgos faciales como los labios (elemento m?s reconocido del autor) o los ojos (siempre expresivos). En definitiva, un manga con gran dibujo y una l?nea argumental cuidada, y esto s?lo es el principio, puesto que desde el a?o 1998 nuestro valorado dibujante habr? mejorado en su trabajo.
Imagen
Publicado por adri_kun @ 22:46  | Manga&Anime
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios