Domingo, 11 de febrero de 2007
Es un hermoso joven, hijo del dios del r?o Cefiso y de la ninfa Lir?ope. Cuando naci?, sus padres consultaron al adivino Tiresias que dio la siguiente respuesta: "Vivir? hasta viejo si no se contempla a s? mismo".

A causa de su gran belleza, tanto doncellas como muchachos se enamoraban de Narciso, pero ?l rechazaba sus insinuaciones. Entre las j?venes heridas por su amor estaba la ninfa Eco, quien hab?a disgustado a Hera y ?sta la hab?a condenado a repetir las ?ltimas palabras de lo que se le dijera.
Imagen
Eco fue, por tanto, incapaz de hablarle a Narciso de su amor, pero un d?a, cuando ?l estaba caminando por el bosque, acab? apart?ndose de sus compa?eros. Cuando ?l preguntaba ??Hay alguien aqu???, Eco contenta respond?a: ?Aqu?, aqu?. Incapaz de verla oculta entre los ?rboles, Narciso le grit?: ??Ven!?. Despu?s de responder: ?Ven, ven?, Eco sali? de entre los ?rboles con los brazos abiertos. Narciso cruelmente se neg? a aceptar el amor de ella; la ninfa estaba tan apenada que se ocult? en una cueva y all? se consumi? hasta que nada qued? de ella salvo su voz. Para castigar a Narciso, N?mesis, la diosa de la venganza, hizo que se apasionara de su propia imagen reflejada en una fuente. En una contemplaci?n absorta, incapaz de apartarse de su imagen, acab? arroj?ndose a las aguas. En el sitio donde su cuerpo hab?a ca?do, creci? una hermosa flor, que hizo honor al nombre y la memoria de Narciso. Imagen
Publicado por adri_kun @ 11:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios